miércoles, 12 de enero de 2011

Space oddity



gravitar en la órbita de lo extraño fue la regla

acudir al prólogo inexacto
de una galaxia que se rompe en los ojos

la nave fuiste tú
y esta necesidad de acumularme en tus orillas
como un polvo de estrellas inefable

pero Orión no fue fórmula
ni estas siglas con las que nombro a tu planeta

no

no bastó extendernos junto al universo que se quiebra
ni escuchar el retorno de aquel susurro estelar

porque ser un ángel sin que nadie logre verte
jamás tuvo sentido
menos en esta dimensión de imprecisiones que te claman

aun así
haré llover los cometas que necesites

sólo debes decirme dónde



R.A. Harris
18 de octubre de 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada