martes, 21 de junio de 2011

Festín mudo

No quiero convertirte en palabras para encontrar silencio.

No quiero que un oscuro verso te apacigüe
con lágrimas de tinta bajo el lápiz,

ni que la centésima de felicidad que es tu sonrisa en la memoria,
sea poseída por una nueva elocuencia más inútil, más febril.

Pero me repito, haciéndome letras la alegría
para perderte otro tanto, mientras otro abismo
nos mira avanzar hacia él, sonrientes y tranquilos.

Así la poesía se burla y brinda esta tragedia diminuta,
y hace del sonido de tu risa, su festín mudo.



Ronald Harris
20 de junio de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada