sábado, 12 de marzo de 2011

Solo en la palabra

En las esquinas que la vida no debió obsequiarme
quedó la ilusión de lo inocente;

esa parte raptada del ser que nos conduce a la paz.

Y por odio me obligué
a poner una mano en el silencio,
en la hermosa nada de lo no creado.

Y poblé de paradojas mi lengua para tocar a otros,
y lo bello fue en mi palabra,

sólo en la palabra.



R.A. Harris
12 de marzo de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada