jueves, 17 de febrero de 2011

Crónicas Marcianas

Visitas la calma cada tanto, melancólico,
como cualquier paisaje de las crónicas marcianas*,
y encuentras en su fondo volcánico inherente,
en su cavidad sísmica,

esa centésima que empuja nuevamente a la creación.

Y la violenta naturaleza del genio
se hace en ti unos segundos,

el dramatismo aquel que conduce al arte y a la ira.

Y se vuelcan las mareas guiadas por la luna sobre ti,
y no dejan lugar habitable sino en otros mundos sin azul,

mundos amarillos, polvorientos,
mundos de cuatro sombras que te impiden sentir la soledad.


*Ray Bradbury



R.A. Harris
17 de febrero de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada