viernes, 11 de febrero de 2011

TLP

(aplausos)


No importa dónde vayas,
ni las huellas que borres buscando desaparecer.

No importa nada.

Se anuncia en los muros lo necesario para el éxito,
esas virtudes que despoblaron tus sueños.

Pero no eres suficiente, no lo serás.

Ella te golpea en el patio por sus plantas intocables.
Ser menos que un vegetal aunque respires ya no duele.
Ser menos que un vaso o un macetero,
menos que la ventana rota de una vecina mugrienta.

Ella misma te dijo que serías otro,
uno que levantaría la copa para que lo besaran.

Ahora que ya no hay un lugar donde seas inocente,
la copa se derrama
y nadie aplaude.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada