lunes, 2 de noviembre de 2015

Todo quiere que no llegues


(a Alejandro)

qué cantidades constituyen tu distancia
qué materias se apilan en tus sueños sin memoria
hacia dónde apuntas tus dedos indicándome un camino

y es que todo quiere que no llegues

los horas rotas en la estupidez de la costumbre
los días blancos en que pienso que no existes
las semanas impuras negando tu nombre 

todo quiere que no llegues

y yo que solo te quiero entre mis brazos
tan pálido y transparente como tu hermano y tan hermoso
mi etéreo príncipe que habitas en el desamor

se que no soy suficiente ni cercano
se que no tengo las manos que puedan sostenerte
y que traigo a cuestas mi alma bipolar y este heroísmo innecesario

se que no soy un padre como debe ser un padre
soy ausencia y tanta angustia
la sordidez que muerde las edades de la paz

y es que ya no tengo sueños ni promesas 
solo soy este artefacto sin alma como un niño sin ternura
lo que queda del hombre en pie 
hecho pedazos


Ronald Harris

2 de Noviembre de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada