miércoles, 11 de noviembre de 2015

Ostracismo imaginario



intento aplacar la memoria sellando las ventanas
ungiendo del blancas reliquias las tardes del ocio

obedezco mi hábito cruel y vuelvo a escribir

beso el vaso y la llama y a la inevitable consecuencia
y me arrastro luego entre mañanas de costumbres obsoletas
creyendo viajar entre películas porno y partidos de futbol
hacia aquel futuro automático de las  píldoras
donde espero el éxito absurdo
que todos anhelamos en la inercia

pero aunque quiera no estoy atrapado
es tan solo que no quiero estar no quiero salir

es tan solo
que no deseo ser


Ronald Harris

9 de abril de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada