jueves, 28 de julio de 2011

Breve imitación de eternidad

Besará tu luna la golondrina inútil
que esclavizas en tus versos nuevamente,

esa repetición de lo que te crea tras cada sílaba acariciada con angustia,

arrastrando los trozos que prefieres de ti,
desde éste conocido ajeno, hasta un otro similar pero distante.

En la parodia de lo finito,
cualquier universo parece posible si te acercas lo suficiente;

como la mosca sobre el muro, como la hormiga
en la hoja flotando sobre un mar atormentado.

Cualquier universo y sin embargo ninguno que desees;
no quiero que visites el azar de recordarme.

Habitual del odio, la risa,
como un payaso que no llora su cinismo,
alzará las teclas a tus dedos que intentarán

– sabemos –

evitarlo.

Pero eres esclavo de ti, esclavo de nosotros,
hijo de los que te leen y nacen,
de los que te miran creando tantas veces tu tragedia;

esa breve imitación de eternidad.



Ronald Harris
28 de julio de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada