jueves, 29 de octubre de 2015

Ya vienes


(a Alejandro)

tengo el vértigo de tus nombres atrapado en las costillas
hoy que habitas la luna de otras noches
ese oscuro y estrellado lugar
donde sueñas el pasado

quiero abrazarte con los ojos sin una lágrima que beber
con la sal de las ostras que muerden la espuma
en un mar que ronca el atardecer de tus alas

¿Eres tú eres tú eres tú?

Pregúntame la dicha y te contestaré distancias
mis horas abiertas en la nostalgia de saberte
mis horas perdidas sabiendo que ya vienes


Ronald Harris

26 de Octubre de 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada