martes, 30 de octubre de 2012

Todos mis infiernos contigo

Todos mis infiernos contigo (a Morgana de Palacios) Que la muerte no apacigüe tu lengua leñadora, tu lengua de muchos filos. Esa que hace temblar las cosas cuando las nombra, reconstruyéndolas con trozos de otras materias. Somos pasado que sobrevive y sólo la huesuda sombra de Dios puede detenernos. Tú, en cambio, no tienes depredador suficiente. Que todas las tragedias a las que nos acostumbramos tan fácilmente vengan a acompañarte. Tu estarás reinándolas desde la hecatombe con naturalidad, porque eres del mismo material, contienes la misma energía con la que se destruyen paraísos. Todos mis infiernos contigo, tejedora. 29 de octubre de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada